Óscar Vidarte - Ideeleradio
Óscar Vidarte - Ideeleradio

 

Huaico Trump

Ideeleradio.- Es importante que el Perú haya asumido su papel de liderazgo durante la cumbre del Grupo de Lima que se reunió en Bogotá (Colombia) y se haya descartado el “uso de la fuerza” como salida a la crisis en Venezuela, aseveró el analista  Óscar Vidarte.

“Me parece importante que en la reunión del lunes en Bogotá, lo primero que dijo el Perú  es justamente el no uso de la fuerza [para resolver la crisis en Venezuela] y eso ha sido ratificado, incluso presente en la misma declaración que firmaron los países del Grupo de Lima, que es el no uso de la fuerza como algo no implícito, sino explícito”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio. 

Sostuvo, no obstante, que es preocupante que el Grupo de Lima termine arrastrado por esta especie de discurso del presidente estadounidense Donald Trump, en torno al uso de la fuerza y se termine opacando los esfuerzos de los países que lo conforman.

“En los últimos tiempos he mostrado mi preocupación por el hecho de que el liderazgo peruano y todo lo que venía haciendo el Grupo de Lima termina siendo arrastrado por el huaico Trump, en tanto todo este discurso en torno al uso de la fuerza parecía dominar el debate sobre el caso venezolano, opacando al Grupo de Lima”, anotó.

“Tampoco hay que cantar victoria, porque aún existen dentro del Grupo de Lima y los amigos del Grupo de Lima como Estados Unidos, mucho recelo frente a eso [sobre el no uso de la fuerza]. Escuchamos al mismo Mike Pence [vicepresidente de Estados Unidos] el lunes, en una conferencia, diciendo que todas las opciones están sobre la mesa, y eso es una amenaza implícita. Lo que está diciendo es que la herramienta militar es una opción”, mencionó.

Corto y largo plazo

En otro momento, sostuvo que la historia señala que la salida de quienes encabezan regímenes dictatoriales no es fácil ni sencilla, y señaló las consecuencias, en el corto y largo plazo, de una compleja posibilidad de amnistía para Nicolás Maduro y sus aliados

“Es complejo [el plantear una amnistía]. La salida de regímenes de este corte no se dan de manera sencilla ni fácil, sino se tienen que aceptar una serie de gollerías para que estos sujetos dejen el poder y el principal ejemplo es Augusto Pinochet. Su salida implicó que él siga siendo presidente de las Fuerza Armadas por un par de años más, e incluso implicó que el mismo Gobierno lo defendiera cuando se le juzgó en el Reino Unido”, refirió.

“Estoy convencido que esta amnistía lo que busca básicamente es generar estos incentivos para que estos sujetos vinculados a crímenes de derechos humanos, narcotráfico y otros delitos puedan dejar el poder […]. Termina siendo inevitable, pero en el corto plazo son herramientas que se utilizan y en el largo plazo ya sabemos la historia”, puntualizó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments