Marco Arana - Ideeleradio
Marco Arana - Ideeleradio

Dirigentes estuvieron en Lima hace semanas

Ideeleradio.- Desde hace semanas, los comuneros de Cotabambas han estado viniendo al Congreso, y han expresado su preocupación al Ministerio de Energía y Minas (MEM) y la Defensoría por el caso Las Bambas, pero nadie los escuchó, denunció el congresista Marco Arana (Frente Amplio).

Fue al cuestionar el papel de varios ministros de Estado, entre ellos, al titular del MEM,   Gonzalo Tamayo, quien hoy dijo que las autoridades están abiertas a retomar el diálogo y que “lamentablemente no encuentran eco a su pedido”.

“Hace cuatro o cinco semanas, los tuvimos [a los dirigentes] en la Comisión de Energía y Minas, algunos de ellos diciendo que hay mesas de diálogo, pero algunas no están funcionando, y que no todos los que están haciendo reclamos han sido incluidos. Lo venían diciendo al Congreso, al MEM, al Minam y a la propia Defensoría, y uno de los temas que ha ocurrido es que no se escuchó”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Los comuneros han estado viniendo al Congreso a expresar sus preocupaciones, y hasta este momento preocupa que en el Congreso lo de Apurímac no sea un tema central. Recién a pedido de la Comisión de Defensa y de Energía y Minas, tuvimos al ministro de Energía y Minas, quien ha estado calladito, cuando es su sector. Ayer le expresé esa preocupación, él ha dicho que va a dar las explicaciones del caso”, sostuvo.

Arana Zegarra afirmó que otra de las altas funcionarias que tendrían que dar explicaciones sería la ministra del Ambiente, Elsa Galarza Contreras, pues ese portafolio hizo el cambio de categorización de vía en la zona de Las Bambas.

“Aquí [en el caso Las Bambas] hay responsabilidad del Gobierno,  de la propia empresa, de las autoridades locales y regionales, y también del Legislativo”, indicó.

Un mecanismo de diálogo

Anotó que lo que se requiere es un verdadero mecanismo de diálogo en torno a los reclamos de los comuneros de la provincia de Cotabambas, Apurímac, quienes rechazaron, recientemente, de forma unánime la comisión de Alto Nivel conformada por el Ejecutivo.

“El Gobierno lo que tiene que hacer es establecer un mecanismo de diálogo, entre los cuales está el tema de las muertes que han trascurrido, las denuncias contra los campesinos, y una respuesta […] a un tema relacionado con inversión social y el de canon y distribución de regalías”, sostuvo.

“Hay un reclamo por compra venta de tierras, […] y este no es un tema que esté fuera de discusión. Esto puede estar en legítima discusión, y se puede evitar que este tema sea un núcleo de conflicto. El otro tema tiene que ver con las responsabilidades políticas de quienes modificaron el EIA y el del mineroducto, pues entre las cinco modificaciones hicieron cambios sustantivos, generando gravísimo impacto”, enfatizó.

Jefe de la DINI no puede hacerse el muertito

Por otra parte, el parlamentario del Frente Amplio consideró que no solo los ministros de Energía, del Ambiente, y de Transportes deberían explicar su participación u omisión en el conflicto, sino también el jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), Guillermo Fajardo,  quien dijo trabajó como jefe de seguridad en Southern Perú.

“Y no puede hacerse el muertito el director nacional de Inteligencia, que podría estar involucrado, porque ya estuvo antes siendo jefe de seguridad de Southern, en un terrible y pésimo manejo [del conflicto] con violaciones de derechos humanos”, aseveró.

“Recordemos que hubo sembrado de armas blancas de parte de la Policía en Tía María, cuando el actual director nacional de Inteligencia era jefe de seguridad de la empresa Southern, y estos trabajan de la mano, más aun con lo que ha denunciado el ministro Basombrío, la Policía al servicio de las empresas privadas. Esto es inaceptable”, remarcó.

Comments

comments