José Miguel Vivanco - Foto: Andina
José Miguel Vivanco - Foto: Andina

 

Uruguay hizo lo correcto

Ideeleradio.- Debemos celebrar la decisión adoptada por el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, quien no se dejó engañar ni confundir, afirmó José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch, al comentar el rechazo al pedido de asilo solicitado por el expresidente Alan García.

“Hay que celebrar la decisión de Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay [con respecto al pedido solicitado por Alan García] que no se dejó engañar, que no se dejó confundir con esta pretensión de aquellos políticos sujetos a investigaciones por corrupción que intentan disfrazar, defender sus causas y lograr una protección invocando la bandera de derechos humanos”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

El director de la División de las Américas de Human Rights Watch consideró que la actuación del gobierno uruguayo fue la correcta. Sostuvo que si ha habido una consulta a Costa Rica respecto a una posibilidad de asilo, esta debería también ser rechazada en términos categóricos.

“Me parece que, en ese sentido, Uruguay hizo lo correcto [al negar el asilo], y espero que si efectivamente ha habido una consulta con Costa Rica por parte de Alan García esta sea en términos categóricos rechazado”, refirió.

Investigados como víctimas

En otro momento, José Miguel Vivanco refirió que —en líneas generales— es habitual que los políticos de todos los colores involucrados en investigaciones se presenten como víctimas e intenten argumentar una supuesta persecución política.

“Hay un expresidente en Brasil como lo es Lula que reclama ser un preso político, que tiene encima una condena por corrupción y que, además, intentó revertir [esto] llegando al Tribunal Supremo Federal, pero  no se le dio lugar a sus recursos. Esto no es nuevo, es una táctica bastante común el intentar presentarse como una víctima del poder, de la persecución política, por parte de políticos de todos los colores cuando se les investiga por hechos de corrupción”, anotó.

Indicó que, en general, no hay peor cosa que debilitar la credibilidad de la causa de los derechos humanos al esgrimir una supuesta persecución política.

“No hay peor cosa que debilitar la credibilidad de la causa de los derechos humanos, una causa noble, una causa universal, confundiéndola con argumentos que sirven para obstruir la investigación judicial, y beneficiar a algunos políticos que abusando de su poder han cometido delitos de corrupción”, anotó.

Debido proceso

Finalmente, refirió que en los casos en que hay investigaciones contra personajes políticos será la justicia la que tendrá la última palabra, tomando en cuenta el debido proceso y el principio de presunción de inocencia.

“Creo en el debido proceso, y en el principio de presunción de inocencia, y la última palabra la tiene la justicia. Hoy día el Perú no está gobernado ni por Fujimori ni Montesinos, y habrá errores judiciales como se cometen en todos nuestros países, pero que ejerce con independencia y tiene la obligación de investigar estos casos. Eso no cabe la menor duda”, expresó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments