César San Martín - Ideeleradio - Foto: Ideeleradio
César San Martín - Ideeleradio - Foto: Ideeleradio

 

Una base normativa

Ideeleradio.- Nunca se ha querido reconocer la existencia de redes de corrupción al interior del Poder Judicial, y por eso las autoridades no han incidido en una reforma normativa que permita reaccionar frente los actos de corrupción y suspender a magistrados supremos, sostuvo César San Martín Castro, presidente de las Sala Penal Permanente.

“[Usted en su momento denunció la existencia de redes dentro del Poder Judicial y ahora que esto es así cómo abordar este problema?] En efecto, cuando fui presidente del Poder Judicial en el año 2011, yo planteé esa posibilidad, internamente hubo un debate muy intenso, pero finalmente se aprobó un proyecto de ley que se presentó al Congreso y fracasó”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Nunca se ha querido reconocer que aquí hay un tema serio, no se quiso reconocer ahí están las consecuencias de este problema. La base inicial es una base normativa, pero como todos sabemos, la ley es el 10% del problema, el 90% es voluntad política de reformar las cosas y dar instrumentos para afrontar problemas nuevos o problemas que rebasan y que no han sido materia de prescripción normativa”, detalló.

Solo podemos intervenir

En ese sentido, el magistrado señaló que su proyecto de ley buscaba darle mayores atribuciones a la Sala Plena del Poder Judicial para intervenir en las cortes superiores en situaciones excepcionales. Indicó que el Poder Judicial ha actuado en ese sentido en las cortes de El Santa, Madre de Dios, Ayacucho y ahora en el Callao.

“El proyecto era de intervención de cortes frente a situaciones excepcionales, sobre la base de un fenómeno que ya se estaba presentando, los actos de corrupción o de funcionamiento anormal de la justicia no eran individuales, sino que ya tenían un carácter sistémico”, manifestó.

“Entonces, el modelo de enfrentamiento de trabajo jurisdiccional era tratarlos como un caso de organización y por eso es que se proponía medidas muy correctivas, parte de ellas, solamente se han venido ya asumiendo en el Poder Judicial en las cortes de El Santa, Madre de Dios, Ayacucho y ahora se ha hecho lo mismo en la del Callao”, explicó.

Necesitamos mayores instrumentos

Finalmente, San Martín Castro adelantó que hace falta mayores instrumentos para que la Sala Plena pueda suspender a un magistrado que se encuentre en un acto de indisciplina. Mencionó que estas atribuciones solo las tiene el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

“Hace falta tener, como hemos dicho en el primer comunicado, mayores instrumentos para intervenir, e incluso que nos den la factibilidad legal de poder suspender en sus cargos a quienes de modo flagrante han cometido indisciplina. Lamentablemente esto no se dio y, por eso, es que no tenemos los instrumentos normativos para poder hacer lo que sigue”, precisó.

“Nosotros —acuérdese usted— cuando se produjo el tema de los vladivideos, la Sala Plena suspendió a tres o cuatros magistrados que habían salido en ellos, pero fue el CNM luego, quien dijo que eso no era legal, que ellos eran los únicos que podrían hacerlo y, por tanto, nos quiso obligar a retroceder, porque esa medida extraordinaria no tenía un amparo legal directo. Ahora lo tenemos para trabajar este tema, lamentablemente los hechos nos han desbordado”, acotó.

Como se sabe, tras el anuncio del presidente de la República, Martín Vizcarra, de la conformación de una comisión para elaborar una propuesta de reforma del Poder Judicial (PJ), dicho poder del Estado informó que también han conformado un grupo de trabajo que realice una propuesta en el mismo sentido.

El grupo de trabajo estará integrado por los jueces César San Martín, Francisco Távara Córdova, Walde Jáuregui y Ana María Aranda, jefa de la OCMA, quienes recibirán los aportes de todos los jueces del Perú, en particular de los presidentes de las 35 cortes de justicia que tiene el PJ.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments