César Azabache - Ideeleradio
César Azabache - Ideeleradio

 

Debate en audiencia

Ideeleradio.- El dictamen escrito del fiscal Víctor Raúl Rodríguez Monteza es un factor de perturbación innecesario en la discusión y no corresponde a una práctica usual del Ministerio Público en materia de casación, en donde lo central debería ser la participación de esta institución en el debate oral que realice la Corte Suprema, opinó el exprocurador César Azabache.

Fue al comentar el documento que Rodríguez Monteza emitió el 3 de julio de 2019, en el que se pronuncia a favor de revocar el mandato de prisión preventiva que pesa en contra de Keiko Fujimori, desde octubre de 2018.

“El dictamen de Rodríguez Monteza ha sido un factor de perturbación innecesario en una discusión que requiere un clima equilibrado y de mayor altura. […] Hay que decir que el dictamen de Rodríguez Monteza no corresponde a las prácticas del Ministerio Público en materia de casación”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“El procedimiento de casación no es uno de estos antiguos procesos de discusiones escritas. Es un debate que se presenta ante la Corte Suprema límites en sus doctrinas jurisprudenciales y eventualmente aplicaciones prácticas sobre casos en general. […] Y la discusión que vale es esa, la que se hace en público”, apuntó.

Intenta imponerse

Azabache Caracciolo subrayó, en ese sentido, que “el efecto de la decisión de la casación sobre la libertad de Keiko Fujimori es colateral”, pues no es el centro de la discusión. Cuestionó, en ese sentido, el pronunciamiento escrito de Rodríguez Monteza.

“Mi impresión es esa, que el señor Rodríguez Monteza intenta imponerse como el último fiscal concurrente, e intenta generar una senda en la que [su adjunto] Alcides Chinchay no pueda decir algo distinto a lo que él ha dicho por escrito. Creo que, por eso, la primera reacción de Alcides Chinchay ha sido no ir a la audiencia”, indicó.

Cabe recordar que el fiscal adjunto Alcides Chinchay dijo a IDL-R que no está de acuerdo con los argumentos de Rodríguez Monteza, y que si se dispone que asista a la audiencia de casación no iba a defender su pronunciamiento ante la Sala Penal.

¿Para qué un dictamen escrito?

El exprocurador enfatizó que un procedimiento de casación es una discusión que se hace en audiencia, en la que un fiscal supremo discute con la defensa de los investigados si se ha violado o no una doctrina legal establecida en un caso en concreto. Reiteró, en ese sentido, que usualmente la Fiscalía “no publica un dictamen escrito”.

“La Fiscalía está representada por el último fiscal que concurre a esa audiencia. Los fiscales supremos que van a las audiencias son dos, el señor Alcides Chinchay que fue apartado por un problema complejo [tras una decisión de la Junta de Fiscales que vota por la permanencia de Rodríguez Monteza], y antes que Alcides Chinchay vaya a la audiencia, el señor Rodríguez Monteza publica un dictamen escrito, ¿para qué? Usualmente la Fiscalía no hace eso”, manifestó.

“Ese no es un procedimiento como los antiguos, es un procedimiento al que se va a discutir, pero el dictamen de Rodríguez Monteza publicado por escrito antes de la audiencia corta el paso a la presentación que, probablemente, tendría que haber hecho Alcides Chinchay”, aseveró.

Las suspicacias

En otro momento, el exprocurador consideró que los símbolos o el contexto en que se presenta este dictamen distorsiona el debate que debería darse ante la Corte Suprema.

“[Presentarlo previamente a un encuentro deportivo] le suma a las suspicacias, porque evoca el gesto de intento de separación de Vela y Pérez en Año Nuevo. Los símbolos son perversos, porque los símbolos distorsionan el centro del debate fuerte ante la Corte Suprema”, refirió.

Alcides Chinchay debería participar

Señaló que el fiscal adjunto Alcides Chinchay debería participar de la audiencia, tener el respaldo de la Fiscalía de la Nación, y emitir su discrepante opinión como “fiscal último” respecto del documento suscrito por Rodríguez Monteza.

“Creo que la reacción del Ministerio Público ha sido errada, creo que, a pesar del dictamen escrito, Alcides Chinchay tenía todo el derecho del mundo de ir, creo que tendría que tener el respaldo de la Fiscalía de la Nación, e insisto en que el último fiscal supremo que se presenta ante la audiencia es el que representa al Ministerio Público. No necesariamente el autor del documento. [¿Podría ir el fiscal adjunto que discrepa con lo de Rodríguez Monteza?] Creo que sí […]”, acotó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments