Carmen Omonte - ideeleradio
Carmen Omonte - ideeleradio

 

Caso es dramático y brutal

Ideeleradio.- El caso de Solsiret Rodríguez es dramático y brutal, y observamos que hay una carencia de protocolo frente a los casos de personas desaparecidas, sostuvo la congresista electa de Alianza para el Progreso, Carmen Omonte, tras considerar que hubo una indolencia por parte de la Policía Nacional del Perú y de la Fiscalía para atender este caso.

“Creo que es el reflejo y es un caso dramático y brutal. Hay que ponernos en los pies de los padres. Creo que nadie puede no sentirse conmovido y solidario con ellos. Aparte del tema del machismo y de los estereotipos es la carencia de un protocolo frente a la denuncia de personas desaparecidas, eso va más allá de la denuncia de desaparición de mujeres, también de varones y de jóvenes”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Muchos casos después se sabe que estuvieron con un familiar o que tuvieron otras razones para alejarse del hogar, pero eso lamentablemente ha llevado a una inacción, a una indolencia en los primeros días, porque aquí la falla ha sido en todo el proceso, pero más allá de eso, también las reacciones de la Policía y posteriormente de la Fiscalía de hacer el seguimiento”, precisó.

En otro momento, la legisladora electa indicó que en este caso hubo una falta de liderazgo del entonces ministro del Interior, Carlos Basombrío, y de las autoridades judiciales.

“Vemos que en este caso ha habido una falta de liderazgo, de que tengamos en el espacio indicado a las personas indicadas, creo que las instituciones son fundamentales, pero en estas instituciones tienen que estar las personas adecuadas en los espacios de decisiones. Lo lamento por el ministro, por los jefes, por los que han tomado decisiones, pero creo que no son las personas adecuadas, no lo han sido hasta hoy”, preciso.

Por otro lado, la también exministra se mostró a favor de reducir el resguardo policial de los congresistas, siempre y cuando se haga una reingeniería de todo el personal asignado a la seguridad de altos dignatarios.

“El Estado debe repensar el vínculo con las empresas mineras, si realmente queremos enfrentar el problema de la falta de agentes, si la prioridad de ese anuncio hostil del ministro del Interior, Carlos Morán, que no son 400, sino es uno por congresista. Y en Alianza para el Progreso no nos oponemos en lo absoluto a que se reitre el resguardo policial a los congresistas para la seguridad ciudadana.  Se tiene que hacer una reingeniería seria respecto a la asignación de policías”, acotó.

Como se sabe, la activista feminista Solsiret Rodríguez desapareció el agosto de 2016, cuando tenía 23 años, dos bebés y estudiaba Sociología en una universidad pública. Aunque fue uno de los tantos casos en los que la Policía rechazó tramitar una denuncia inmediata, los padres Rosario Aybar y Carlos Rodríguez persistieron en exigir resultados de la investigación y hasta buscaron pruebas al margen de la Fiscalía.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments