Carmen González - Ideeleradio
Carmen González - Ideeleradio

 

El mismo estribillo

Ideeleradio.- Los líderes del Partido Aprista han construido una realidad psíquica que no tiene que ver con la realidad externa, y no analizan el fondo del asunto al referirse al caso del fallecido expresidente Alan García, opinó la psicoterapeuta Carmen González.

Fue al ser consultada por los diferentes argumentos que han venido dando tras las declaraciones de Jorge Barata, exdirectivo de Odebrecht, respecto a García Pérez.

“Ellos no han vivido el duelo, y simplemente quieren ver cómo el Partido Aprista sigue funcionando. […] Ellos no aceptan la responsabilidad de García, no aceptan absolutamente nada y siguen con el mismo disco, el mismo estribillo de que ‘es inocente’ y ‘que ha muerto por honor’, y quieren seguir como si nada. Quieren seguir haciendo su congreso, están negando una realidad, no están analizando qué es lo que ha habido en el fondo”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

La experta explicó que vivir el duelo no solo es sufrir pena por la pérdida de un ser querido, sino también sentir rabia, impotencia y otros sentimientos humanos. “Vivir el duelo significa sacar emociones lentamente para poner esa fuerza en otro sitio. Ese es el duelo sano”, refirió.

Sostuvo que no hacer un análisis interno los lleva a establecer un mecanismo de defensa o negación, y construirse una “realidad psíquica”.

“[Es un negacionismo] total, es una negación interna, es un mecanismo de defensa. Saben que [Alan García] ha muerto, pero no viven la situación interna ni hacen un análisis ni nada. Simplemente siguen de largo, porque si analizaran las razones por las que se mató o que no defendió su honor como [Paolo] Guerrero, por ejemplo, [otro sería el comportamiento]. Ellos no”, refirió.

“Ellos ponen lo que quieren y se la creen, creen en una realidad que han construido, es una realidad psíquica que no tiene que ver con la realidad externa. […] Están fuera de la realidad. Niegan realidades. Todo el país sabe que los búfalos existen y ellos dicen que no. Están con un mecanismo de negación”, agregó.

La hipótesis del vacío existencial

En otro momento, señaló como hipótesis que García Pérez podría haber sido una persona con un vacío existencial que “solo podía vivir en el aplauso”.

“Siempre he pensado que García era como esa metáfora del ‘globo inflado’, porque adentro tenía un vacío existencial, por eso es que necesitaba que lo miren. […] Él necesitaba ser mirado, en mi hipótesis necesitaba amarse o quererse”, manifestó.

“Por otra parte, era muy maníaco, [porque] Barata contaba que cambiaba de un tema a otro, y estas personas también sufren de depresiones. Él no ha tenido estructura para soportar. Él solo podía vivir en el aplauso, en la figuración por su estructura de personalidad, acá no hay bueno ni malo […]”, puntualizó.

Consideró, finalmente, que el suicidio fue para el exmandatario una vía de escape. Esbozó como teoría que la forma de ser del líder aprista era “patológica”.

“La forma de ser de Alan García, en mi opinión y como hipótesis, era una forma de ser patológica. Estas personas no tienen culpa, no tienen vergüenza, solo hablan en su beneficio, y en el presente su cerebro está estructurado para decir lo que les conviene. […] Él no podía tener vergüenza ni culpa, él nunca ha pedido perdón porque no podía, no tenía estructura, se desmoronaba”, refirió.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments