Mercedes Aráoz - Martín Vizcarra - Foto- Congreso
Mercedes Aráoz - Martín Vizcarra - Foto- Congreso

 

Sin salvavidas

Ideeleradio.- Para abrir el camino a nuevas elecciones generales, el presidente de la República, Martín Vizcarra, tiene la posibilidad de presentar una cuestión de confianza o presionar públicamente a su vicepresidenta Mercedes Aráoz para que ambos renuncien, y busquen una salida con el Congreso, sostuvo el analista Alberto Adrianzén.

“El presidente Vizcarra tiene que hacer una cuestión de confianza o en todo caso presionar a Mercedes Aráoz públicamente para que renuncie, y de ahí tomar una decisión final [¿Tendría que renunciar?] Y de ahí negociar una nueva Mesa Directiva”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Presionar con la cuestión de confianza esa es una posibilidad, pero eso no descarta que presione a Aráoz a renunciar, porque ya tienes el camino expedito, para que con la crisis y su renuncia misma pueda abrir el camino a las elecciones”, indicó.

El analista refirió que el jefe de Estado se ha lanzado a cruzar una especie de estrecho, pero sin salvavidas con su propuesta de reforma constitucional sobre el adelanto de elecciones. Refirió que en ese contexto tiene que adoptar una una decisión final.

“Es una salida [lo de su renuncia] no sé si es viable o no, pero no tiene mucha correlación. Se ha lanzado a una especie de cruzar el estrecho sin salvavidas y me parece que él tiene que tomar una decisión”, expresó.

Papel democrático

El analista consideró que se debería emprender una campaña contra Mercedes Aráoz para impulsar su renuncia y esta asuma su papel democrático.

“[…] Hay que hacer una campaña contra Mercedes Aráoz para que renuncie, para que asuma su papel democrático, y [el Ejecutivo] habrá de negociar respecto a Olaechea [quien preside la Mesa Directiva del Congreso]. Eso [la salida]tiene que ser negociado”, anotó.

“Alguien propuso una mesa de negociación, bueno pues que se discuta. Eso requiere mucha presencia social de los partidos, y sociedad civil de vigilancia. El problema adicional es que la calle está fría”, expresó.

Congreso ya tomó decisión

Adrianzén Merino insistió en que el jefe de Estado tiene que tomar una decisión final, porque ya el Congreso adoptó una postura con respecto a su propuesta de adelanto de elecciones.

“Creo que estamos en un punto en el cual tenemos que tomar posiciones finales, porque cuando el congresista Pedro Olaechea dice que no está a favor de la vacancia ni del adelanto de elecciones está diciendo no, lo siento [con tu propuesta]. Claro hay que tomarlo por un no, y el Congreso está aplazando el tema, y mientras tanto aparecen cosas novedosas como la elecciones del Tribunal Constitucional, y los candidatos me dan escalofríos”, mencionó.

“Mientras está entrampado el Ejecutivo y el Congreso en este sí o no, en el otro lado pasan cosas importantes”, advirtió.

No puede esperar más tiempo

Refirió, en ese sentido, que el jefe de Estado está perdiendo el control y mientras más tiempo transcurra será peor para él.

“El problema desde mi punto de vista es el tiempo, y a lo mejor el 25 de septiembre sale Keiko Fujimori. Creo que el presidente está perdiendo el control de tiempo, y mientras más tiempo pasa es peor para él, porque eso se ve en las encuestas. Hoy día sale que el 78%  de la ciudadanía considera que el Congreso obstruye, pero el presidente baja también en la aprobación”, apuntó.

“Yo sí creo que mientras más se demora [el presidente en tomar una decisión], las expectativas de la opinión pública o de la población respecto al cierre o no del Congreso se van diluyendo. Es como si se dijera te voy a pegar ah o ahí viene el lobo, eso es pura boquilla. Entonces, yo no sé qué más quiere, él tiene que tomar una resolución”, declaró.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments