Juan de la Puente - Ideeleradio
Juan de la Puente - Ideeleradio

 

El discurso de Villanueva

Ideeleradio.– La detención el expresidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, y de un grupo de fiscales es la demostración de la precariedad de la lucha contra la corrupción, sostuvo el analista político Juan de la Puente.

“[El caso de la detención de César Villanueva] es la demostración de la precariedad de la misma lucha contra la corrupción, es decir, mirado desde el lado de quienes en algún momento apostaron por la caída de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) asumiendo una actitud contraria a la corrupción, porque César Villanueva fue el operador más importante en esa transición constitucional”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

El analista recordó, en ese sentido, que Villanueva Arévalo jugó un rol importante en la asunción de Martín Vizcarra al poder, tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski (PPK), asumiendo un discurso de lucha contra la corrupción.

“[César Villanueva] no fue el único que apoyó esa transición constitucional, porque en realidad hoy se sabe que, en una casa de Lima de un exparlamentario, hubo por lo menos unas siete reuniones de voceros de las bancadas, que en las postrimerías del gobierno de PPK ya conversaban, ya discutían esta sucesión, pero la cabeza de ese grupo transicional fue César Villanueva”, explicó.

“Entonces, esto demuestra que ha sido tan penetrante, tan densa la presencia de estos intereses corruptos en el Estado, que han afectado no solo a los sectores que se ha presumido que siempre han estado vinculados a la corrupción, sino que a quienes, de modo expreso, exprofeso, asumieron en la última etapa ese discurso y esa narrativa”, puntualizó.

Implicancia legal

El abogado comentó, en otro momento, la implicancia legal del hecho de que la División de Investigaciones de Alta Complejidad (Diviac) haya detenido al expremier por el presunto delito de tráfico de influencias, en un contexto en el que negaba estar vinculado al caso Odebrecht.

“Incluso en la hipótesis de que él [César Villanueva] no recibió plata de Odebrecht, el hecho mismo de haber conspirado en una lógica de tráfico de influencias, que esto al parecer está demostrado, es evidente que el tránsito entre el ‘no’ y el ‘sí’ es un tránsito fácil”, señaló.

“Es un delito que se deriva en el otro, porque ese tráfico de influencias estaba orientado a obstaculizar la investigación principal, y eso me queda claro. Y me queda claro también que esto es un severo golpe a estos fiscales que amparados en el paraguas de la lucha contra la corrupción tenían estas cosas entre manos”, anotó.

Precariedad institucional

De la Puente argumentó que el caso profundiza la precariedad institucional de la lucha anticorrupción y es un severo golpe institucional a la Fiscalía, porque las investigaciones comprenden también a integrantes de esta entidad.

“[…] Esto profundiza la precariedad institucional incluso de la lucha anticorrupción. Si pasamos a señalar que algunos de los detenidos son fiscales anticorrupción y uno de los despedidos está en el Equipo Lava Jato es evidente que hay un problema serio que tiene que ver con la convicción de quienes luchan contra la corrupción y de estas narrativas inconclusas”, apuntó.

“[…] Si miramos la situación del Ministerio Público tendríamos que decir que no solo hay problemas arriba en la Junta de Fiscales Supremos, sino esto ya ha permeado abajo, en las fiscalías provinciales, y estos sí es un problema muy serio en términos institucionales para el futuro”, manifestó.

El club de exgobernadores

Anotó que el expresidente del Consejo de Ministros se ha sumado al grupo o “club” de ex gobernadores regionales investigados.

“Villanueva es también un ex gobernador regional y, entonces, entra a ese club del cual poco se habla. Es el club de gobernadores regionales muy comprometidos con delitos de corrupción y que además recorre todas las vertientes políticas. Tenemos al gobernador de Junín, al ex gobernador de Tumbes, gente del sur, Álvarez, el ex gobernador de Loreto“, aseveró.

“Aquí hay una segunda línea de corrupción que bien puede resumir los problemas de la primera, en el sentido de que así como hay un ascenso de la política, también hay un ascenso de la corrupción. ¿Cómo el sistema no ha detectado en caso fuera responsable en el asunto de Odebrecht?, pero ya siendo responsable en el tema de tráfico de influencias, ¿cómo se produjo el ascenso de la Segunda División al Descentralizado?”, se preguntó.

Finalmente, sostuvo que el caso de César Villanueva merece un pronunciamiento político del presidente de la República, Martín Vizcarra.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments