Carlos Rivera - Ideeleradio
Carlos Rivera - Ideeleradio

Ideeleradio.- La Fiscalía podría considerar que Alejandro Toledo creó una suerte de organización delictiva junto con Josef Maiman y Avi Dan On, aseveró el director del IDL, Carlos Rivera Paz, al comentar la investigación contra el expresidente por haber recibido presuntamente sobornos por parte de la empresa brasilera Odebrecht.

“Debemos entender que aquí hay una intervención de una empresa transnacional y de un jefe de Estado. Debemos entender que sin ningún problema la Fiscalía podría calificar estos hechos como hechos perpetrados no por un funcionario en particular, sino con un funcionario que decide crear una suerte de organización delictiva”, argumentó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Esa es la calificación que seguramente le va a dar el Ministerio Publico a este grupo de personas en el que está  Avraham Dan On, Joseph Maiman y el propio presidente Toledo”, mencionó.

No podrían alegar que cumplieron papel secundario

El director del IDL sostuvo que tanto el empresario Joseph Maiman y Avraham Dan On,  ex jefe de seguridad personal del expresidente, forman parte, según la Fiscalía, de los hechos delictivos y no podrían señalar que tuvieron un papel secundario.

“Sin ellos no es posible que se haya cometido ese hecho delictivo. Maiman no podría afirmar que él es un personaje secundario, él es el titular de las cuentas, la persona que proponía los nombres. Él es parte de un proceso de negociación como lo ha explicado Jorge Barata [exrepresentante de Odebrecht] en cuanto a la reunión que se produce en un hotel de Río de Janeiro”, explicó.

“Son personajes importantes, cuyo rol es protagónico para la forma y circunstancia en la que se comete este hecho delictivo”, argumentó.

Lo cometido por Toledo tiene diversas agravantes

Rivera Paz sostuvo que lo cometido por el expresidente Alejandro Toledo va a tener diversas agravantes, porque había un conglomerado de personas que tenían un objetivo estrictamente delictivo.

“Ya el hecho en sí mismo que la coima haya sido pagada a un presidente de la República que tiene el primer deber de garantizar los criterios de legalidad, de vigencia y de cumplimiento de las normas constitucionales son circunstancias estrictamente agravantes. Toledo no es el policía de la esquina, es el presidente de la República y, por lo tanto, sus deberes con la administración pública son mucho más considerables que cualquier otro funcionario”, aseveró.

“La Constitución dice que el presidente personifica la Nación y  creo que solo el hecho de mencionar ese artículo,  da cuenta del nivel de funcionario del cual estamos hablando”, indicó

Comments

comments