Glatzer Tuesta - Pedro Barreto - Ideeleradio
Glatzer Tuesta - Pedro Barreto - Ideeleradio

 

Oportunidad de la historia

Ideeleradio.- A partir de esta pandemia del coronavirus, tenemos la oportunidad para hacer un Perú más justo, reconciliado y solidario comenzando por los más pobres, refirió el cardenal Pedro Barreto.

“Diría que ahora el Perú debe ser más consciente no solamente de la amenaza del coronavirus, sino de esta otra amenaza más grave que es esta pobreza que impide realmente una vida digna para  muchas familias en el Perú, que tenemos la oportunidad no del siglo, sino de la historia para hacer un país más justo, reconciliado entre nosotros, desde una solidaridad efectiva comenzando por los más pobres, que están excluidos de esta gran vida que el Señor nos ofrece”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.  

“Abogo y pido a Dios que ilumina las mentes, fortalezca los corazones de aquellos que tienen que tomar decisiones políticas, económicas, sociales, para que todos juntos busquemos lo que nos une en esta pandemia y salgamos cualitativamente distintos, no iguales que antes. El volver a la normalidad es imposible pensar ahora”, acotó.

Consensos y diálogo

El cardenal invocó, en ese sentido, a buscar consensos a través del diálogo para juntos alcanzar una solución integral como país frente al COVID-19. Indicó que no podemos privilegiar solamente a algunos.

“Invoco a la propuesta de buscar un consenso para buscar juntos esta solución integral al problema que nosotros vivimos. […]. No podemos privilegiar a unos u otros, hay que buscar mediante el diálogo, una propuesta que convoque a otros por los más pobres. Esta propuesta tiene la responsabilidad en el grupo empresarial, los grupos políticos y la sociedad en su conjunto. La Iglesia es parte de la misma sociedad, parte de esta historia, pero lo único que tenemos como Jesús nos hace muy consciente es señalarnos el camino, de la paz, pero con justicia, con solidaridad, y debemos pensar que el acaparamiento y el ansia de tener más no nos hace felices”, argumentó.

“Tenemos que pensar en construir una sociedad y dimensión de fe mucho más profunda, que nos está gritando Dios por este clamor de los pobres. No podemos seguir dilapidando estos recursos para enriquecer a grupos, que ciertamente no pueden aprovecharse de estas circunstancias”, finalizó.

 Más en Ideeleradio


Ver video

Comments

comments