Nelly Ledesma - Ideeleradio
Nelly Ledesma - Ideeleradio

Sardón debió inhibirse

Ideeleradio.- Nosotros exigimos imparcialidad y justicia a los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) en el litigio por las lagunas de Alto Perú, sostuvo Nelly Ledesma Raraz, abogada de la Municipalidad Provincial de San Pablo, tras cuestionar el desenvolvimiento del magistrado José Luis Sardón en el caso.

“Nosotros estamos haciendo un llamado público a los magistrados del TC para que impartan imparcialidad y justicia. Lo que pasa es que acá hay un bien jurídico sumamente importante y delicado, que es el agua. Y no se está tomando el peso jurídico que le deberían darle”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Hace poco, ha salido a la luz que uno de los magistrados que tenía el expediente, como vocal ponente, ha tenido una vinculación directa con una de las partes [Yanacocha]. Estamos hablando del magistrado José Luis Sardón. Y nos ha llamado poderosamente la atención, porque el magistrado debió haberse inhibido por decoro, pero no lo hizo, y tenemos la legítima sospecha o preocupación que el fallo pudiera salir adverso”, manifestó.

Ya le hemos ganado dos veces

En ese sentido, la abogada explicó que este caso llega al TC después de diez años, pese a que le ganaron a la empresa en dos oportunidades en el Poder Judicial. Indicó que este caso se origina a raíz de una ordenanza del Concejo Provincial que declaraba la intangibilidad de las lagunas que por años ha pretendido Yanacocha.

“[Yanacocha ha perdido en primera instancia y en segunda, lo que es poco usual para ellos], además, es una demanda que tiene diez años, imagínense ha sido una lucha ardua de la sociedad civil, de los abogados. Tras este resultado deberemos estar tranquilos y confiar en la justicia constitucional, pero de pronto aparece nuevamente una acción de amparo”, recordó.

“El argumento principal de Yanacocha es que la municipalidad no tiene competencia para declarar zonas de protección ambiental municipal; y lo segundo, dice porque está limitando mis derechos fundamentales. ¿Cuáles derechos? Derecho a la industria, a la impresa, al trabajo. Ellos sustentan eso y presentan un amparo”, precisó.

Finalmente, explicó que para ellos el municipio sí tiene competencias para proteger áreas ambientales que estén siendo amenazadas.

“Nosotros sostenemos todo lo contrario, que la municipalidad sí tiene competencia para proteger sus áreas ambientales. En este caso no estamos hablando de cualquier área ambiental; estamos hablando de lagunas, que son de dominio público”, acotó.

Como se sabe, la primera vez que el TC vio el caso fue en Arequipa, el 27 de noviembre del 2009. En esta ocasión le toca al TC ratificar o no los fallos anteriores del Poder Judicial que determinó que el agua es para consumo humano.

Cabe indicar, que en el lugar hay 284 lagunas y más de 750 cuerpos de agua que pretenden ser devoradas por las actividades mineras que están acentuando la escasez del agua en la región Cajamarca y causando conflictos, tanto en las zonas urbanas y rurales.

Comments

comments