Ministerio Público - Foto: Fiscalía de la Nación
Ministerio Público - Foto: Fiscalía de la Nación

 

Dividido en dos

Ideeleradio.- El Ministerio Público no puede dejar de estar presente en la audiencia de casación que programe la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, y en esta debería participar un fiscal que esté libre de toda sospecha, subrayó el exprocurador César Azabache.

Fue al referirse al dictamen de Víctor Raúl Rodríguez Monteza en el que se pronuncia a favor de revocar el mandato de prisión preventiva que pesa en contra de Keiko Fujimori, y al comentar las declaraciones del magistrado adjunto Alcides Chinchay, quien dijo a IDL-R que no está de acuerdo con esos argumentos.

“Creo que la fiscal de la Nación tiene todo el derecho del mundo de emitir una directiva en la que establezca de manera general que en casos de este tipo que comprometen la propia posición del Ministerio Público debe estar presente en la audiencia casatoria”, refirió en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Es claro que el Ministerio Público está dividido en dos, y la Fiscalía de la Nación es una institución que administra un recurso público escaso que se llama persecución penal y que se sostiene con fondos del tesoro, de modo que es un asunto de políticas públicas, y también los principios y las reglas en un caso son cuestiones de políticas públicas”, argumentó.

Primera opción: Alcides Chinchay

Azabache Caracciolo dijo, en ese sentido, que la primera opción que él considera viable es que Alcides Chinchay participe de la audiencia de casación y exprese su propio punto de vista, como “fiscal último” en este procedimiento, aun cuando esta opinión sea diferente a la expresada por escrito por Rodríguez Monteza.

“Yo creo que esto se despeja, Alcides Chinchay va a la audiencia de casación y expone lo que, desde su punto de vista debe ser la posición del Ministerio Público. Diga lo que diga, creo que la cuestión no pasa solo por el contenido de la opinión de Rodríguez Monteza, la cuestión pasa porque la posición del Ministerio Público, sea cual esta sea, sea representada por alguien que esté libre de toda sospecha para todos los interesados”, remarcó.

“El problema no está solo en la quiebra de posición del Ministerio Público. Si Alcides Chinchay va a la Corte Suprema y dice algo distinto a lo de Vela o Pérez, pues tendremos que aceptarlo como la última posición del Ministerio Público. El problema fuerte creo que está en esta especie de entronización de una práctica que no nos permite notar que hay casos en los que la renuncia o apartarse de un caso puede ser el único mecanismo que permita estabilizar un impasse institucional”, aseveró.

Que Rodríguez lo sostenga en público

Argumentó que el Ministerio Público no debería dejar de enviar un representante, así sea el propio Rodríguez Monteza. Indicó que, si este magistrado acude, este deberá ser consultado por el tribunal sobre el argumento del Equipo Especial del caso Lava Jato sobre la teoría de las interferencias institucionales, que sostuvo el primer pedido de prisión preventiva, relacionada con la actuación de Pedro Chávarry respecto a una oficina lacrada.

“La decisión de la Junta de Fiscales fue que se mantenga en el caso Rodríguez Monteza, no se decidió quién va a la audiencia. Si Rodríguez Monteza puede discrepar de Vela no es solo porque sea supremo, sino porque es el último fiscal que representa al Ministerio Público. De modo que si otro fiscal supremo, así sea adjunto, representa al Ministerio Público, será su opinión la determinante”, sostuvo.

“Si Rodríguez Monteza quiere sostener esto, que lo sostenga en público, en una audiencia ante la Corte Suprema y que responda a lo que hay que preguntar”, aseveró.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments