Avelino Guillén - Ideeleradio
Avelino Guillén - Ideeleradio

 

Ojalá caso no se quiebre

Ideeleradio.- Será un reto para el Poder Judicial poder procesar y sancionar a los malos militares que abusaron de mujeres en las localidades de Manta y Vilca (Huancavelica), sostuvo el ex fiscal supremo Avelino Guillén, al considerar que es penoso que, tras 35 años, las víctimas no logren justicia.

“[¿Qué le parece el inicio del juicio del caso Manta y Vilca?] Este caso es un reto para el Poder Judicial procesar y sancionar a estos malos militares que abusando de su condición de elementos del orden abusaron sexualmente de mujeres de estas localidades”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Es penoso que en nuestro sistema judicial un caso de la extrema gravedad como la violación sistemática y masiva de mujeres en localidades de Huancavelica hasta ahora no encuentre una solución, que no se encuentre justicia y, que estas mujeres tengan que estar viniendo cada cierto periodo de tiempo [a la capital], porque entiendo que este juicio se quebró el año pasado”, indicó.

En ese sentido, el exmagistrado advirtió que existe el riesgo de que este caso se vuelva a quebrar si es que la Sala Penal Nacional no afronta el proceso con celeridad.

“Espero que esta vez la Sala Penal Nacional pueda afrontar este proceso con la debida celeridad. Me preocupa que las audiencias se dilaten innecesariamente demasiado, esto de estar postergando las audiencias. Entiendo que la próxima sesión será el 27 de marzo, y que en audiencia de ayer solamente se ha cumplido con el primer paso de una simbólica instalación. Esto me permite visualizar que este proceso igualmente va a ser largo y que igualmente se corra el peligro de que se vuelva a quebrar”, acotó.

Cabe señalar, que el Poder Judicial suspendió hasta el 27 de marzo el juicio iniciado hoy contra 13 militares (en principio era 14, pero uno de ellos falleció) acusados de la violación sexual de nueve mujeres en las localidades Manta y Vilca. El Ministerio Público ha solicitado penas que van desde los 8 hasta los 20 años de prisión para los acusados.

Como se sabe, el informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación determinó que la violencia sexual fue una práctica reiterada del Ejército contra las mujeres de Manta y Vilca entre 1984 y 1995.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments