Miluska Romero Pacheco - Ideeleradio
Miluska Romero Pacheco - Ideeleradio

 

Lo que dicen los libros

Ideeleradio.- Miluska Romero, titular de la Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en delitos de Trata de Personas de Lima, cuestionó que los jueces no entienden la naturaleza del delito de trata de personas y solo reconozcan como agraviado a aquel que encaje en el concepto de “víctima pura” y no haya tenido un pasado de violencia familiar, sexual o problemas con drogas.

“Los jueces no entienden que la víctima de trata es una víctima que para llegar a ser víctima ha tenido sus vacíos existenciales. No es una víctima pura, no van a encontrar [solamente] a unas niñas inocentes”, dijo en el bloque El Perú No Trata de Ideeleradio.

“No es poco común que [las víctimas de trata de personas] sean niñas con adicción a las drogas, que han sido encontradas por el tratante en esa situación y se han aprovechado para captarlas y explotarlas”, indicó.

La magistrada sostuvo que en muchas ocasiones el juez rechaza a la víctima “por su pasado” ya que no conocen la complejidad de la trata de personas y solo basan sus decisiones en teorías y conceptos aislados.

“Muchos jueces no entienden el delito de la trata de personas porque para entender el delito de trata tienes que mirarlo de cerca […] Lo que se dice en los libros [sobre la trata de personas] no es tan real ya que este dice que la víctima tiene que ser tranquila, que el tratante la secuestró de su casa y que vive privada de libertad sin ningún pasado de violencia. [Es decir, los libros definen a] una víctima pura. Y eso es lo que buscan los jueces, una víctima pura”, aseveró.

“Cuando  [desde la Fiscalía] les presentamos a las víctimas adolescentes que han tenido un pasado de violencia familiar, violencia sexual, problemas con drogas y que incluso ellas mismas ya han estado en explotación sexual, porque es el entorno que les tocó vivir; y en ese contexto se encontraron con un tratante, el juez ve el pasado de nuestra víctima y dice ‘no, ella no es víctima de trata. Ella quiso porque ella se dedicaba ya a eso’”, cuestionó.

Vulnerabilidad de la víctima

Finalmente, recalcó que el factor que diferencia al delito de trata de personas de cualquier otro es la gran vulnerabilidad de la víctima, que en muchas ocasiones ni siquiera se identifica como tal, lo que dificulta la denuncia.

“Lo especial del delito de trata de personas es la víctima, que es una víctima indefensa, pero no necesariamente porque sea pobre o porque viva en extrema pobreza. Una víctima de trata puede ser cualquiera, incluso una adolescente de clase media-alta”, aseveró.

“Para nosotros, una víctima de trata es una víctima con vacíos y que, además, no se considera víctima. Es por eso que usualmente no se presentan denuncias de personas que vayan a la Fiscalía y digan ‘yo soy víctima de trata, rescátenme’“, sentenció.

Campaña “El Perú No Trata

Estas declaraciones las ofreció en el contexto del quinto programa, Los retos y acciones del Ministerio Público para combatir la trata de personas, parte de la campaña “El Perú No Trata”, promovida por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Instituto de Defensa Legal (IDL) y CHS Alternativo, en el marco de la Alianza para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, conformada entre los gobiernos de Estados Unidos y Perú.

Dicha campaña tiene como objetivo informar a los ciudadanos sobre lo que se conoce como la esclavitud del siglo XXI, para que sean capaces de reconocerla, denunciarla y, finalmente, terminar con ella.

Ver video

Más de “El Perú no trata”

Comments

comments