Martín Benavides, profesional de primera

Ideeleradio.- Es una buena noticia que se haya dejado sin efecto la designación de Flor Luna Victoria como jefa de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), porque existía el riesgo de convertir a dicho organismo en un club de rectores, afirmó su predecesora Lorena Masías.

Fue al comentar la decisión del  Gobierno que dejó sin efecto la designación de Flor Marlene Luna Victoria Mori en el cargo  jefa de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria [Sunedu] tras las acusaciones de plagio en su contra. Además encargaron dichas funciones a Carlos Martín Benavides Abanto, vicepresidente del Consejo Directivo de la Sunedu de manera interina.

“La verdad es que ese sector [Sunedu], desde el día uno [de la nueva gestión], se opusieron a la Ley Universitaria, a la creación de la superintendencia y con esa lógica llegar a la Sunedu para convertir a este organismo en un club de rectores y ese era un riesgo latente”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Hoy día nos hemos despertado con esa buena noticia que se ha dejado sin efecto la designación de esta señora, y se ha designado a Martín Benavides, quien es miembro del Consejo Directivo desde el 2015, y es un profesional de primera y con eso nos podemos asegurar que habrá una continuidad. Esa tranquilidad se ha mejorado con esta buena noticia”, agregó.

Mensajes causaron preocupación

En ese sentido, Masías Quiroga sostuvo que desde que Luna Victoria asumió el cargo en la Sunedu tuvo mensajes que causaron preocupación, porque consideraba que se debería mantener la horizontalidad con las universidades y se dejaba enfoque respecto a los estudiantes.

“Para poder tomar una decisión sobre si una universidad cumple o no cumple con las condiciones básicas de calidad tienes que tener una mirada independiente de las universidades. Eso estaba en riesgo, la captura del regulador [por sus anuncios] que las universidades que son las supervisadas, capturen al regulador”, anotó.

“El otro hablaba del proceso de licenciamiento que es burocrático, que debe ser más ágil, pero ahí lo que se requiere es qué significa el licenciamiento, que es un proceso en el cual la universidad debe demostrar que cumple con condiciones básicas de calidad y no se puede pasar por agua tibia”, precisó.

Más en Ideeleradio

Comments

comments