César Hildebrandt - Ideeleradio
César Hildebrandt - Ideeleradio

Ideeleradio.- El Apra ha hecho un trabajo a pulso de autoexterminio y me parece justo el lugar donde está después de la contienda electoral, afirmó el periodista César Hildebrandt, tras sostener que el partido de la estrella comenzó a morir cuando se convirtió al “alanismo”.

“Me parece de verdad justo que el Apra esté donde esté, se lo merece. Ha hecho a pulso un trabajo de autoexterminio. El Apra empieza a morirse cuando Alan García convierte al Apra en alanismo”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Él [García] era el Comité Central y la Comisión Ejecutiva, era todo, era realmente, era el rey Luis XIV: el rey solo, o en su caso el rey Inti. Bueno, ahí termina. Ahí empieza el final del Apra y ahora asistimos a ese final”, anotó.

Segunda parte de la entrevista a César Hildebrandt

Como si Judas hubiera querido salvar cristianismo

El periodista remarcó que el expresidente convirtió al Apra en una especie de falso partido de ultraderecha,  en donde él era el gran jerarca y el único pensador. También se refirió en torno a la participación de Enrique Cornejo como aspirante a la secretaría general del Apra.

“El salvador ahora es un exministro que se llama Enrique Cornejo, que me parece maravilloso, es como si Judas hubiese querido salvar al cristianismo. Me parece muy bueno”, dijo.

No creo que el Apra resurja

Por otro lado, el director de Hildebrandt en sus trece dijo que si bien no cree en un “tercer milagro”, el Apra podría resurgir, pero anotó que lo hará como un partido mediano y no protagónico.

“El tercer milagro me parece imposible. El segundo milagro fue que Alan regresara, hiciera que todo prescribiera con ayuda de Montesinos y compañía y fuera electo el año 2006. Pero el tercer milagro [para el Apra] ya es excesivo”, indicó.

La extrema unción para el PPC

De otro lado, consideró que la situación del Partido Popular Cristiano (PPC) es una especie de comedia negra y que en este caso la extrema unción está dada. Estimó que la lideresa Lourdes Flores tuvo muy poco que ver en la dirección de dicha agrupación.

“Al final, el PPC ha estado durante un buen tiempo —el tiempo de su crisis terminal— en manos de Raúl Castro y del aparato Jockey Club Plaza dominando al partido. Pero en realidad, recordemos, el PPC surge en manos de los pesqueros comandados por Luis Banchero. Escisión de la democracia cristiana, 1967. Bobby Ramírez del Villar intermedia para que Bedoya rompa con Cornejo y cree el PPC”, anotó.

“Bueno, un partido empresarial, ha terminado así, lo que pasa es que los empresarios ya no necesitan al PPC y, por la tanto, la extrema unción está dada”, señaló.

Primera parte de la entrevista a César Hildebrandt

Comments

comments