Pedro Grández - Foto: Poder Judicial
Pedro Grández - Foto: Poder Judicial

 

No seré una distracción

Ideeleradio.- He presentado mi carta de renuncia y esperaré la decisión que tome el titular del Ministerio de JusticiaVicente Zeballos, porque no quiero causarle contratiempos  a los avances de la gestión, en un contexto en que se hacen insinuaciones de sospecha para dañar mi imagen y la del Gobierno, sostuvo Pedro Grández, director general de Derechos Humanos, tras sostener que hay una resolución de hace 28 años que lo libera de toda responsabilidad.

Fue al referirse a la denuncia periodística de Perú21 que señala que el alto funcionario estuvo detenido un mes y 19 días por la Dirección Contra el Terrorismo (Dircote) en el año 1991.

“[¿Se mantendrá en el cargo o renunciará tras esta información periodística?] Yo le voy a expresar al ministro mi total disposición, tengo mi carta de renuncia lista. No quiero causarle contratiempos al avance que está habiendo en estas cuestiones [de la Dirección de Derechos Humanos] y, por otro lado, también, necesito tiempo para defenderme”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Obviamente, en un contexto de hostilización que se está haciendo al Gobierno por cada cosa que quiere hacer, no quiero causarle en absoluto ninguna distracción en esto. Voy a esperar a lo que el ministro me señale. Es decir, voy a presentar mi carta de renuncia y voy a esperar que el ministro me la acepte o no”, precisó.

Perú21, en base al atestado 228-Delta1-Dircote, señala que “Grández fue detenido el 8 de noviembre por el presunto delito de terrorismo, permaneció tres días en el cuartel Hoyos Rubio y, luego, fue trasladado a la Dircote desde el 12 de noviembre hasta el 31 de diciembre del mismo año, en que salió con rumbo desconocido”. El funcionario remitió una carta a dicho medio, señalando que nunca ha tenido relación alguna con actividades terroristas.

Yo me defendí

En otro momento, el funcionario cuestionó al medio de comunicación por haber publicado este información en base a un atestado policial de hace 28 años al que nunca tuvo acceso. Subrayó que se defendió en su momento y que no hubo un proceso judicial. Indicó que hay una resolución que hace 28 años ordenó su libertad y no validó el atestado.

“Me parece una violación del estado de derecho el pretender usar un atestado policial de hace 28 años al que yo nunca he tenido acceso. Yo me defendí en su momento con lo que pude, con lo que tuve, lo cual era mi versión y mi verdad que se impuso en ese momento, pero 28 años después aparece un atestado policial con una serie de cosas que yo no conozco y que siempre las negué”, refirió.

“Yo, en ese momento, me defendí con mi versión, como lo estoy haciendo ahora, eso fue merituado en su momento por el Poder Judicial. El Poder Judicial nunca me hizo a mí un proceso en estricto. En el momento del inicio se dio cuenta de la falsedad y las contradicciones serias que tenían todas esas imputaciones y ordenó mi inmediata libertad”, subrayó.

Finalmente, el funcionario no descartó que esta denuncia sea parte de una campaña para dañar su imagen y la imagen del Gobierno.

“Yo he sido detenido dentro de la universidad, no en el marco de un operativo, eso hoy día se desmiente por ellos mismos con el atestado, porque en el atestado sí aparece con claridad de que yo fui detenido dentro de la universidad que estaba ya militarizada, donde no se me encontró nada, ellos dicen unos libros. […] Antes que ver un abuso y una arbitrariedad, ellos empiezan a desplegar estas insinuaciones de sospecha para dañar mi imagen y para dañar al Gobierno”, acotó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments