Ideeleradio.- En el sector Interior tiene que haber una gestión eficiente en dos tiempos, tanto la cotidianidad como las reformas profundas a largo plazo, afirmó Arturo Huaytalla, especialista en temas de seguridad del Instituto de Defensa Legal (IDL).

“[En el sector Interior] tienes que tener una gestión eficiente, y manejarse dos tiempos. Por un lado, a largo plazo, con reformas profundas, que no vamos a ver los resultados en forma inmediata, pero es a donde debemos apuntar. Y, por otro lado, justamente, manejar la cotidianidad, las actividades del día a día. En estas últimas no están siendo bien llevadas”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Eso implica también conocer la calle y ensuciarse los zapatos y, sintonizar con la gente, pero no llegar al extremo de ser un populista, sino más bien de reconocer que esto es parte de una estrategia de largo aliento”, aseveró. .

El especialista en temas de seguridad insistió en señalar que si bien se puede tener claridad en lo referido al mediano y largo plazo, también se debe administrar el tema de la coyuntura y de lo cotidiano.

“La gestión en seguridad no solo parte por conocer, ser un especialista en el tema o saber políticas públicas, sino también por de estar al tanto de lo que pasa dentro de la Policía.  Al final son los 118 mil policías que en cualquier momento te puede salir algo”, argumentó.

Era necesaria la depuración 

En otro momento, se refirió sobre los cambios en la estructura de la Policía Nacional y consideró que era necesario un proceso de depuración en la institución.

“Creo que sí era necesario. Había muchas cabezas, muchos generales, personal, recursos, duplicidad de funciones. Era necesario achicar la cabeza y ampliar la base para que el comando tenga una estructura mucho más eficiente”, mencionó.

“Aunque lo que nos pareció sorprendente es que los oficiales que tenían bastante trabajo, y que el ministerio y el comando lo reconocía, de la noche a la mañana los pasaron al retiro a buenos oficiales. Ese ha sido un problema”, argumentó.

No hay un alto mando dedicado a la prevención 

Finalmente, consideró que existe un problema de fondo, que es no reconocer las especializaciones dentro de la Policía Nacional, y cuestionó, salvo excepciones, que no haya un alto mando de oficiales dedicado al trabajo de prevención.

“En el caso de la prevención, en el alto mando de los oficiales, no hay una línea o grupo de oficiales que apueste por este trabajo, es decir, un gran componente que estén apostando por la prevención del delito. Capturar delincuentes es necesario, pero prevenir que existan es igual de importante”

“El programa Barrio Seguro no subsana el deficiente número de oficiales dedicados a la prevención policial, porque la prevención no puede concentrarse en un programa y, menos en 4 o 100 zonas especificas como indica este programa”, manifestó.

Comments

comments