Eduardo Ballón - Ideeleradio
Eduardo Ballón - Ideeleradio

 

Un Conga II

Ideeleradio.- El presidente de la República, Martín Vizcarra, actúa con pragmatismo y tratará de pasar el caso del proyecto Tía María al siguiente gobierno, sostuvo Eduardo Ballón, analista e investigador de Desco.

“Es más o menos evidente que, por su pragmatismo, el presidente tratará de hacer de Tía María y, eventualmente, del escenario amazónico en un sentido un Conga II, es decir, que buscará prolongar para pasárselo al siguiente, tratando de encontrar fórmulas”, señaló en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Eso [el cambio de tono de la protesta en la Amazonía] me parece fuera de toda duda en el caso amazónico, pero en el caso de Tambo y Arequipa, yo tendría alguna duda  si es que el Gobierno encuentra una manera de ponerlo en la refrigeradora”, acotó.

Podría ser el “Conga de Vizcarra”

Mencionó que, salvando las distancias, el caso Tía María podría ser el “Conga de Vizcarra”, en el sentido de la insistencia y la incoherencia que hay desde el Gobierno, la presión de gremios empresariales y la crisis que le puede generar a su Gabinete.

“[¿Este podría ser el Conga de Vizcarra respecto la tensión al interior del Gobierno?] Efectivamente, podría ser el Conga de Martín Vizcarra, salvando las distancias. Es claro que dentro del Ejecutivo e incluso en el comportamiento del presidente no ha habido precisamente coherencia, lo que no debiera sorprendernos”, manifestó.

“Se ha insistido en que la inversión es importante y que el proyecto va, y simultáneamente se ha dicho el proyecto no va, mientras no se resuelva el tema con la población. Esa ambigüedad, y en el juego de presiones ha ganado la empresa, y con la empresa ha ganado la Confiep”, agregó.

Paro del 15 de julio

Ballón Echegaray indicó que, más allá de las encuestas, el jefe de Estado tiene que estar informado sobre cuál es la temperatura que hay en el Valle de Tambo (Islay), y cuál es la que empieza a haber en Arequipa.

Subrayó que el apremio del mandatario se aproxima al paro convocado para este 15 de julio en dicha provincia, un escenario polarizado, y no para el 28, día en que se prevé su Mensaje a la Nación.

“Yo diría que su apremio es previo al 28 de julio. Su apremio es el lunes, que se inicia el paro. La TV mostraba que había un contingente policial bastante numeroso trasladándose al valle. Los medios y algunos de nuestros autoritarios tradicionales empujan irresponsablemente una confrontación en la que eventualmente no va a haber camino de regreso”, refirió.

Discurso del 28 de julio

Consideró que, si Vizcarra Cornejo logra controlar la situación de Arequipa y Loreto hasta el 28 de julio, es probable que el discurso presidencial incida en el diálogo y la reforma política.

“El presidente ha dado muestras cabales de ser absolutamente pragmático. Si él logra controlar la situación hasta el 28 de julio, el 28 él insistirá en el discurso de diálogo y concentrará su intervención en discutir qué pasa con el voto de confianza y si se respetó o no se respetó el espíritu de lo que presentó”, aseveró.

“El tema amazónico y el tema de Tía María son herencias de una manera de actuar del Estado y son herencias que tiene que empezar a apagar Vizcarra, y son herencias de una forma de operar del Estado, las empresas extractivas, de relacionarse con la sociedad, de un marco normativo que tiene problemas diagnosticados y criticados hasta la saciedad”, recalcó.

Factor Confiep

Finalmente, el analista dijo que tiene la impresión de que el caso Tía María será un hito significativo y un parteaguas. Argumentó que la decisión del Gobierno marca un tipo de relación con la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR) y la región Arequipa.

“El presidente camina con el riesgo de enfrentarse —en principio— con la Confiep, que es la que exige con más energía —en las últimas semanas— la implementación del proyecto Tía María; con la ANGR, sus aliados más sólidos en el marco institucional, que le advierte que pretender llevar adelante proyectos de esta naturaleza, enfrentados con la población y sin recurrir al diálogo, es un riesgo enorme; con la población del sur, que ha sido su espacio natural y donde su aprobación desciende algunos puntos”, explicó.

Reveló que le llama muchísimo la atención este plan nacional u hoja de ruta presentada por la Confiep en el que se le insiste a la actual gestión que su agenda está basada en dos puntos: Tía María y el régimen laboral agrario.

“[De] una larga lista de cosas, esas dos son las prioridades, y simultáneamente la carta de la empresa diciéndole al Gobierno que aceptan como salida el que se de la licencia, y se comprometen a no construir hasta resolver el tema de la relación con la población. Me da la sensación de que hay ahí un escenario de negociación. Es decir, están dispuestos a esperar lo de Tía María, pero quieren otras cosas de las que ha planteado. Una suerte de esquema de negociación”, acotó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments